GÜEMES

DESPUÉS

Un local comercial se transformó, con bajo presupuesto, en un loft de 100m aprovechando el ingreso de luz natural de la fachada  y contrafrente. Se dispuso un largo pasillo que divide la parte íntima de la social, con tabiquería de construcción seca. La carpintería de hierro repartido se repite en toda la planta, integrando  los espacios, dando un aire industrial y fresco.

ANTES

PROYECTO

mega888